COMO FUNCIONA LA ENERGIA AEROTÈRMICA.

Su funcionamiento se basa en sistemas aerotérmicos los cual están diseñados principalmente para ser usados en casa viviendas unifamiliares, como también medianos edificios, como también inmuebles entre otros los cuales posean un emplazamiento para las unidades exteriores como interiores.

Normalmente mediante una bomba de calor se logra aprovechar la energía que está en el ambiente para poder así obtener la calefacción necesaria así es como funciona la aerotermia.

El sistema de la bomba de calor no solo tiene como funcionamiento dar calefacción ni climatización sino también posee la función de acumular ACS.

Mediante cuatro dispositivos los cuales están conectados entre ellos el cual circula compuestos de forma líquida lo cual se le conoce como refrigerante, la temperatura encontrada en el aire exterior llega ser muy baja la cual se transfiere al refrigerante mediante la ayuda del ventilador.

Luego aumenta la temperatura del refrigerante y se convierte en gas a un estado líquido por la cantidad de presión  que genera el compresor dando una cantidad enorme de energía o calefacción.

Después de esto se mueve por condensadores los cuales la calientan el agua purificada  para lograr así que re transporte por los diferentes conductos dando así calefacción, así es como funciona la energía aerotermica.

 

¿Qué es la energía aerotérmica?

Es la cantidad de energía térmica la cual se llega a extraer de una bomba de calor la cual se encarga de extraer el respectivo aire que se encuentra en el ambiente.

Para otros la energía aerotermica es una excelente energía renovable ya que esta es casi infinita y su producción es muy fácil ya que su consumos de electricidad es solo de un cuarto, esta energía aprovecha la cantidad de energía que contiene el aire en el exterior para así poder calentar el interior por el respectivo uso de una bomba de calor de alta calidad.

 

Hay Ahorro Energético con la Energía Aerotérmica: 

Con este nuevo método de energía renovable se proporciona un ahorro de gran escala energéticamente muy considerable en comparación con muchos sistemas que son convencionales y consumen una cantidad elevada de energía para producir calefacción y agua tibia.

Mayormente todo depende de las condiciones climáticas que estén en la zona residencial y del sistema de calefacción que disponga la familia, pero normalmente se logra un cantidad de un 50% de ahorro de energía gracias a las instalaciones de calefacción de radiante suelo y un 20% de ahorro de energía en la calefacción de radiadores.