7 mitos de la acupuntura.

Todos hemos oído a algún familiar hablar sobre los tratamientos de la acupuntura y con eso de que su práctica durante muchos siglos sólo estuvo ligada a los países asiáticos, todavía hay cierto halo de misterio que le rodea.

Por eso a continuación vamos a desmentirte 7 mitos de la acupuntura ¿estás listo? ¡empecemos!

7 mitos de la acupuntura.

Mito número 1: ¡duele mucho!

Es la excusa preferida de las personas para no acudir a este tratamiento. Lo cierto es que es falso, las agujas que se emplean son tan delgadas y finas que sólo atinarás a sentir, si estás atento, la entrada de ella en tu piel y ésta no es dolorosa.

Mito número 2: las agujas se reutilizan en pacientes.

Falso.

Las agujas son de acero inoxidable, estériles ¡y desechables! De hecho, a partir del año 1996 la Administración de Comidas y Drogas de los EE. UU clasificó a esta clase de instrumentos como si fueran médicos por sus estándares.

Mito número 3: es un placebo.

Muchas personas creen que la acupuntura sólo da un efecto placebo. Sin embargo, debes saber que desde 1979 la Organización Mundial de la Salud certificó y reconoció no sólo la eficacia de esta clase de tratamientos, sino la seguridad de su método.

Mito número 4: ¡Tiene efectos secundarios severos!

Hay quienes sientes mareos y que sufren movimientos rápidos o espasmos involuntarios en tus ojos al finalizar el tratamiento, pero no dura demasiado y se debe a una elección errónea de los puntos o la profundidad con la que se insertan las agujas.

Si el tratamiento se realiza correctamente ¡no habrá ninguna consecuencia!

Mito número 5: ¡con una única sesión basta!

Así como una única pastilla no cura una enfermedad, una sola sesión no hará nada y si lo hace sus efectos o resultados serán a corto plazo. De hecho, entre más sesiones tengas ¡mejores resultados tendrás!

Mito número 6: no se puede realizar durante el embarazo.

Sí, es cierto, estimular algunos puntos corporales durante el embarazo no es recomendable, pero de resto, se pueden estimular toda una serie de puntos que permiten aliviar desde el dolor pélvico hasta las náuseas. Así que es completamente segura en el embarazo.

Mito número 7: no es compatible con otros tratamientos.

Es falso.

Finalizaremos explicándote este punto y es que la acupuntura es totalmente compatible con todos los tratamientos médicos tradicionales médicos, ya que no implica la introducción de químicos o sustancias extrañas en tu organismo.

Por cierto, si quieres saber más te recomendamos ingresar a acupuntura en Barcelona.